Trump carga contra el embajador británico

Desde fines de la Segunda Guerra Mundial, EEUU y Gran Bretaña han tenido una relación especial  en lo que a diplomacia se refiere, sin embargo el Presidente Trump le ha añadido su toque característico a esa relación al publicar una serie de tuits en la que dice que Kim Darroch,  embajador del Reino Unido en EEUU, es un “tonto pomposo”  y “chiflado” que fue “colado” en EEUU por Theresa  May.

No conforme con eso el presidente Trump continuó publicando “Le dije a May como había que hacer con el acuerdo” refiriéndose al Brexit, “pero hizo puras idioteces por su cuenta”.

Se cree que esta “diplomacia” de redes se debe a que el diario británico Daily Mail filtró información confidencial en la que el embajador Darroch, quien tiene una posición en contra del Brexit, enviaba a su gobierno su opinión sobre Trump, entre las cuales destacan “es un incompetente”  que dirige “un gobierno excepcionalmente disfuncional”, y añadió consejos para la Primer Ministra Theresa May, en la que sugería hablarle al Presidente Trump de manera “simple y directa” para que él pudiera comprender.

A todas estas el Gobierno Británico quiere hacer llegar unas disculpas por la filtración de la información pero no por lo que había en esta. Sin embargo lo señalado por el diplomático, en cuanto a la disfuncionalidad del gobierno estadounidense pareciera tener sentido, pues las disculpas no serán entregadas a otro diplomático o al Secretario de Estado, ni siquiera al propio Trump, sino que serán entregadas a Ivanka, la hija del presidente, en una reunión pactada con el ministro de comercio británico, Liam Fox, quien acompañará al embajador Darroch, pero se rumorea que esta, tal vez no quiera recibirlo.

Prueba de ello es que en una cena pactada con Steve Mnuchin,  Secretario del Tesoro, en la que estaría presente el emir de Qatar, el Presidente Trump, y el embajador Darroch, le fue retirada la invitación a este último porque Trump no soporta estar en el mismo lugar con él.

Sin embargo, el comportamiento de Trump no es solo contra el embajador británico, en sus tuits también la ha emprendido contra el Tribunal Supremo de Estados Unidos, al fiscal que investiga la trama rusa y contra la India y su política comercial.

LA RESPUESTA BRITÁNICA

Por su parte el ministro de relaciones exteriores británico, Jeremy Hunt, ha justificado la conducta de su embajador, y rechaza tener que disculparse ante Trump, por cuanto señala que eso es lo que todo país desea de un embajador, “ofrecer una evaluación honesta y política de los países en donde están”.  Al mismo tiempo calificó los comentarios sobre la Primer Ministra Theresa May como irrespetuosos y carentes de veracidad.

Para el ex-diplomático Brett Bruen,  quien ocupó cargos durante el gobierno de Barack Obama, considera irrelevante esta filtración sobre los memos de Darroch a su gobierno, expresando que esa es la función de los diplomáticos, relacionarse, participar en actividades y luego remitir a su país informes sobre lo que aprecian.

Sin embargo algunos señalan que esta filtración pudo haber sido planeada por partidarios del próximo primer ministro británico, Boris Johnson, quien es visto con simpatía por Trump y el objetivo sería cambiar a Darroch.

Mientras tanto el tema seguirá dando de que hablar pues tanto Jeremy Hunt como Boris Johnson aspiran el máximo escalafón del Partido Conservador Británico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba