Nueva campaña del independentismo contra el estado

El que próximamente será jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, está siendo víctima de una supuesta campaña por parte del secesionismo en lo que se cree una nueva estrategia por parte de los independentistas de hacer piña ante los problemas de credibilidad que presenta su campaña, encontrándose hoy en día más fracturada y débil que nunca desde que se iniciara el “Procés”.

Quim Torra ha sido el portavoz de estas acusaciones, en las que se inculpa a Borrell de espiar a sus embajadas. Esta trama de espionaje tendría como intención, según el propio Torra, el intentar encontrar trapos sucios de sus dirigentes para utilizarlo de algún tipo de forma en su contra, y por ello pide la dimisión del ministro.

La televisión catalana, TV3, se ha sumado nuevamente a la campaña independentista aportando supuestas pruebas al respecto, con documentos incorporados por la propia Abogacía del Estado al Tribunal Superior de Justicia de Cataluña para pedir el cierre de las delegaciones de la Generalitat en Berlín, Londres y Ginebra. Motivo que, probablemente, haya sido el detonante de esta reacción colérica por parte del independentismo.

Además, también se conoce que existe documentación privada aportada al caso, cuyo contenido aún no se ha hecho público según el Ministerio de Exteriores. Todo gira, eso sí, en la situación internacional que vive Cataluña, y una de las finalidades sería mejorar la situación de lo que ellos denominan “presos políticos”.

Esta situación está lejos de haber finalizado, ya que hace escasos días Quim Torra se ha reunido con Peré Aragonés (vicepresidente del Ejecutivo catalán) de forma extraordinaria para tratar el caso, algo que lo denominan ya de forma popular como un “escándalo de espionaje”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Arriba